Miércoles , 19 diciembre 2018
Principal / Noticias Internacional / Prisioneros de la geografía

Prisioneros de la geografía

Vlad no pierde el tiempo. Para cuando muchos se han enterado por Google Maps dónde en el mundo mundial se encuentra exactamente el estrecho de Kerch, Vladímir Putin ha conseguido escalar todavía más a su favor la ofensiva militar, política y económica desatada hace casi cinco años contra Ucrania. El autócrata instalado en el Kremlin es un oportunista, pero hay que reconocerle cierta persistencia a la hora de aprovechar cualquier fisura, punto débil o cuello de botella geopolítico.

Quizá lo más preocupante de la crisis de Kerch no sean los temores a un todavía mayor enfrentamiento entre Kiev y Moscú, que en el este de Ucrania se ha convertido en uno de esos conflictos enquistados que tanto utiliza el Kremlin para desestabilizar y recrear a costa de sus vecinos siniestras esferas de influencia de su nostálgico pasado imperial. Lo más grave es que los obligados contrapesos -es decir, Europa y Estados Unidos- son incapaces de hacer nada.

Por diversas razones, Occidente sufre de un doloroso problema de cervicales por mirar tanto hacia otra parte. Los europeos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte información personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestras  políticas de cookies.  
Al pulsar en "ACEPTAR" o SI CONTINUAS NAVEGANDO, estás aceptando su uso.
Lee nuestras  políticas de privacidad   y  condiciones de servicio. Al pulsar en "ACEPTAR" o SI CONTINUAS NAVEGANDO, estás aceptando ambas.