Domingo , 22 julio 2018
Principal / Noticias Deportes / La inmolación de Inglaterra

La inmolación de Inglaterra

Del Hyde Park londinense a Manchester, de las playas de Brighton a la última taberna de Plymouth. O qué decir de Benidorm. Salvo en la pista central de Wimbledon, donde todo el protagonismo se lo llevaron Nadal y Del Potro, el resto de Inglaterra gritó anoche su infinita desesperación tras quedarse a las puertas de una final que llevaban esperando medio siglo. No, por mucho que diga la machacadísima canción, el fútbol tampoco volverá a casa este Mundial. Inglaterra, que a fuerza de fracasos había dejado de ser favorita en las grandes citas, dio la sorpresa colándose en estas semifinales, pero su límite quedó allí, como en la Eurocopa de 1996, donde actuó de anfitriona y también rozó con los dedos volver a una final.

Durante muchos minutos pareció que Inglaterra podría cruzar por fin esa última frontera negada desde el 66 y someter a una Croacia al límite del agotamiento. Enseguida se le puso el partido de cara, amarrada de nuevo a la estrategia y a un balón parado que les ha salvado la vida durante todo el campeonato. Apenas habían transcurrido cinco minutos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarte información personalizada a través del análisis de tu navegación, conforme a nuestras  políticas de cookies.  
Al pulsar en "ACEPTAR" o SI CONTINUAS NAVEGANDO, estás aceptando su uso.
Lee nuestras  políticas de privacidad   y  condiciones de servicio. Al pulsar en "ACEPTAR" o SI CONTINUAS NAVEGANDO, estás aceptando ambas.