Martes , 21 noviembre 2017

La playa

A Madrid no le va a faltar ni playa, porque ahí en la Casa de Campo, se va a inventar una zona playera, o algo que se le parezca. Pues venga. Las obras comienzan enseguida, en noviembre, y reúnen un vaciado del vaso del lago de la Casa de Campo, una renovación del embarcadero, y una fantasía de playa en la explanada que gobierna el «plátano gordo», ese árbol bicentenario. Promete el proyecto, señora alcaldesa, porque además se contemplan algunas rutas nuevas de senderos, con lo que le da usted un alegrón al peatón que somos todos.

Eso, y nuevo mobiliario a repartir entre los paseantes. Madrid es una ciudad con mucha poesía de atasco, pero ahí está la Casa de Campo, que lleva como una vida en prosa, como una vida aparte del concierto de claxon de la ciudad. Estaba muy apañado el sitio, porque Gallardón lo incluyó en sus obras completas, pero ya le iba haciendo falta esto del vaciado del lago, más la mejora de los rellanos concéntricos, que nos van a dejar, eso sí, sin las carpas mitológicas de esas profundidades, y sin el barco fantasma que cabecea e

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *